LIMP. ENERGÉTICA ESPACIOS

 Armonización de espacios, habitaciones, casas, apartamentos, oficinas, negocios

Los espacios donde vivimos, trabajamos, pueden necesitar además de orden y limpieza diaria,  una armonización energética. Es decir limpiar las energías negativas, la contaminación psíquica-emocional que uno mismo o quienes llegan o comparten el espacio, generan y transmiten.

Esas energías sutiles no las vemos, las sentimos en todo momento aunque no siempre somos conscientes de ello. Si prestamos atención hay lugares que invitan a quedarse, estamos tranquilos, relajados da pereza irse y otros no estamos cómodos, se siente como una densidad que nos mueve o intranquiliza. Ha sucedido algo doloroso, grave, alguien trae malestar y ello queda como cierta densidad en el ambiente que se puede cortar con un cuchillo. Nuestro saber se expresa, el cuerpo nos habla en todo momento.

La calidad de nuestros pensamientos, las palabras que usamos, las emociones y sentimientos, la manera en que interactuamos con otras personas, son energías, expresiones del ser que vibran en determinada frecuencia, estas nos conectan y relacionan, se dirigen al exterior y atraen lo que está en una frecuencia a la par, se retroalimentan.

Un espacio inundado de pensamientos negativos, palabras que enjuician, atacan, culpan, hieren o con sentimientos de dolor, miedo, rabia, impotencia, celos, reacciones bruscas, portazos, golpes, empujones, gritos, llantos van creando una energía densa, un campo de baja vibración.

Si estos se repiten una y otra vez, no sólo se reafirman sino que se impregnan con mayor intensidad afectando los espacios y por supuesto todo lo que hay en él sean las personas, los animales, las plantas, los objetos.

El efecto en las personas puede manifestarse con cambios repentinos de humor, reaccionar al menor comentario, malestar físico, algo que no se llega a descifrar y mucho menos comprender. Los animales según cuales se acercan o alejan, las plantas se marchitan, dejan de crecer, pierden brillo.

Para quienes les puede resultar algo extraño hay pruebas que ilustran el poder de las palabras y son las investigaciones y experimentos que hizo el Dr. Masaru Emoto con el agua. Palabras como amor y alegría generaban cristalizaciones geométricas mientras que las contrarias formas disármonicas, muy desagradables.

Influyen los ambientes poco ventilados, espacios desordenados, la acumulación de objetos, todo aquello que impida el fluír de la energía. sin darnos cuenta afectan de manera real y contundente.

Es una tarea diaria, que requiere constante atención pese a lo agitado y por momentos “carentes de tiempos” en los que el diario vivir nos envuelve.

En la armonización de espacios utilizo herramientas de los diferentes sistemas que practico sean: incienso, el tambor, la maraca, la danza, reiki y sus símbolos, el sonido de las tingshas, agua, cristales, el fuego.

Lo necesario para cada espacio, sin un protocolo a seguir.  En ocasiones he recomendado y hecho constelaciones familiares pues el lugar requería un trabajo adicional y más profundo vinculado a la memoria de lugares y fechas aniversarios.

Memoria de lugares

A través de las constelaciones familiares se ha podido observar los efectos que tienen la memoria de los lugares y las fechas aniversario como elementos desencadenantes a situaciones de diferente índole incluso de salud.

El terreno sobre el que está construido una propiedad, el espacio construido así como los objetos y las personas que hay en ellos se impregnan de las energías existentes que pertenecen a los antiguos habitantes.  Si la persona que actualmente habita en el lugar resuena con esa energía hay un match vibracional que opera como un amplificador de esa energía que es más que la simple suma de ambas. Es lo que se llama la resonancia mórfica o morfogenética es decir un campo de memoria que está latente y que se despierta por así decir cuando hay alguien que resuena en la misma frecuencia. A la hora lo que precisa es ser sanado, reconciliado para su transformación.

Es importante destacar que profesionales de la talla de Rupert Sheldrake, Anne Ancelin Schützenberger, Lynne McTaggart han hecho investigaciones y escrito libros acerca de ello. El mismo Bert Hellinger con las constelaciones familiares que muestran los campos de familia donde se puede observar que circunstancias dramáticas en una generación se repiten en las siguientes o que  un tema de salud puede desencadenarse por la memoria de un lugar.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

No se admiten más comentarios