TALLER DE CONSTELACIONES

¿ Qué es un taller de constelaciones?

Un grupo de hombres y mujeres con diferentes edades, historias, profesiones, nacionalidades que llegan al encuentro con diferentes deseos algunos van a constelar, otros quieren representar y otros tienen curiosidad y van a participar.

Quien facilita el taller va a crear un espacio seguro dentro de un marco de mutuo respeto y confidencialidad  que como energía viva  va tomando fuerza y forma a medida que las barreras de incomodidad se van derribando.

Lo llamo el “campo de los espejos” el que a la hora se va convirtiendo en un potente y sanador espacio donde todos están en sintonia, al servicio del dar y tomar, colaborando unos con otros, trascendiendo limitaciones.

Se ofrecen talleres de dos tipos: uno donde se realizan constelaciones una tras otras de diferentes temas por ejemplo la relación de pareja, otra la salud, otra la relación con la madre. Y los talleres temáticos donde el encuentro gira en torno a un tema previamente elegido por ejemplo de salud, el cáncer.

Con ello en mente:

  • todas las constelaciones serán acerca del tema en cuestión
  • hablaremos de la salud y sistema familiar
  • órdenes del amor comprometidos así como las dinámicas observadas
  • la salud espiritual, los movimientos del alma , los movimientos del espíritu
  • se pueden integrar otras técnicas que apoyen y den comprensión al tema en cuestión.

Acudir a un taller de constelaciones es una experiencia rica en si misma.

¿ Cómo se desarrolla una constelación en grupo?

En una constelación intervienen tres elementos el cliente, los representantes y quien facilita la constelación.

El cliente presenta su tema que bien puede ser un problema que quiere resolver, un proyecto que quiere concretar, un objetivo que lograr o lo deja abierto a que se manifieste, es decir sin un tema especifico. Una vez planteado el tema elije dentro del grupo quien lo va a representar así como los representantes necesarios para dar comienzo a la constelación. El cliente en este caso es un testigo de su propio trabajo lo cual le permite observarse al ver a su representante, observar qué expresa, a quién mira, dónde se ubica, etc. Es una experiencia enriquecedora en si misma que ofrece información relevante para comprender lo que encierra la situación y que se da en perfecta sincronía.

Los representantes van a desplegar la constelación expresando lo que hay a través de la postura corporal, los gestos,  dónde se ubican, cómo se sienten entre si, indicando si falta algo,  cómo se sienten en cada movimiento de uno u otro y cómo responden a ello, logrando en un proceso paulatino la transformación de la imagen inicial.

Revelador y difícil de creer hasta que se experimenta es que los representantes sienten, se mueven como las personas que representan, sin saber de ellos, sin haberlos conocidos. Es común oír frases como ” se mueve como mi padre”,  “hace el mismo gesto que mi jefe”, “si yo me siento así en todo momento”.  No es un actor que sigue un papel pre-fijado que conoce, ha ensayado y debe hacer, no hace psicodrama. Los representante dejan que su cuerpo se mueva en lugar de moverse según un deseo o intención.

Quien facilita la constelación, en un estado de recogimiento interior, de respeto profundo, muy centrado, entra en conexión con ese “campo y las fuerzas que se manifiestan y guían” percibiendo más allá, atento a las energías, a los representantes, al cliente como parte y en relación con su sistema, interviniendo ya sea para incluir un nuevo representante, indicar las frases que aclaran y exponen la dinámica en cuestión por ejemplo: “ te sigo, yo como tú, yo por tí, tú eres el grande yo tan sólo la pequeña, etc. , centrar o sustituir algún  representante, sin un protocolo o plan a seguir, en sintonia y conexión, en un SI a lo que se manifiesta, sin interponerse, renunciando a saber, a querer hacer y en aceptación total.

Al constelar en grupo te enriqueces y beneficias tanto del propio trabajo como de las otras constelaciones, observas mientras lo vives internamente o desde otro espacio un tema que puede ser tuyo,  al representar estás al servicio, al tiempo que sientes, expresas, te liberas y retomas el movimiento, tienes la oportunidad de ponerte en otros zapatos, al participar te beneficias de la energía que envuelve a todos por igual, lo cual trae tomas de conciencia y nuevas comprensiones.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

No se admiten más comentarios