CONSTELACIONES FAMILIARES

Las constelaciones son una herramienta terapéutica sistémica al servicio de la vida.

La constelación es una experiencia que permite llegar a una dimensión de la situación que vive la persona que da espacio a un movimiento sanador.

Para ello se apoya en representantes es decir personas que van a representar al cliente y su situación. A través del sentir e interacción van dando cabida a los elementos presentes, que están afectando y de los que no se tiene consciencia de ellos.

De esta manera se van des-cubriendo las dinámicas, los vínculos, las fidelidades a miembros del sistema familiar tanto vivos como muertos, generalmente excluidos, rechazados, olvidados a la espera de ser vistos, reconocidos, aceptados, reconciliados, integrados, liberados. A situaciones no resueltas, emociones que no se pudieron procesar, los secretos, las experiencias de la propia vida, las fidelidades a campos de pertenencia, influencias de otras vidas.

Ese “movimiento sanador” se va gestando y desplegando a lo largo de la constelación donde todo recobra su lugar, su realidad con necesidades, autoría, etc. Impactando a la persona en sus diferentes dimensiones a través de imágenes, sensaciones, palabras. Independientemente a que la constelación haya terminado, sigue su proceso, hace lo suyo. Deja al cliente en su fuerza, libre albedrío y listo a la tarea.

Es una herramienta disponible para tratar las dificultades en las relaciones sean con miembros de la familia, padres, hermanos, hijos,  la pareja, compañeros de trabajo, amistades, conocidos. Temas de salud, el trabajo, el dinero, los proyectos y mucho más. Desafíos nuevos o que se van repitiendo, hasta acentuando y que de alguna manera quitan energía, la paz interior, la alegría, roban el presente, roban vida.

Las constelaciones familiares fueron desarrolladas, estructuradas y dadas a conocer alrededor del mundo por Bert Hellinger. Teólogo, psicoanalista y filósofo alemán, interesado en las relaciones y sus desafíos en los diferentes ámbitos, la convivencia, el amor en sus diferentes manifestaciones.

En un proceso que comenzó como psicoterapia sistémica- transgeneracio-nal, una forma fenomenológica de exponerse y abarcar, una filosofía aplicada. Es decir que va hacia lo esencial, ahí donde surgen las dificultades, los desafíos, los problemas. En evolución ofrece un entender, una percepción de la vida, las relaciones, los desafíos, las fuerzas que las mueven, el amor que requieren otros ojos. Y que a la hora inspira a una forma de ser y estar en la vida.

Este método aborda los problemas de relación considerando al individuo que si bien es uno, un solo sistema en sí mismo. Existe, se hace en relación con sus padres, hermanos, abuelos… con la familia. Como parte y miembro de ese sistema, se relaciona tanto con la red familiar como un todo, como con cada uno de sus miembros. Afecta y es afectado por el grupo y por cada uno de sus miembros. Vivos, muertos, conocidos, desconocidos, los considerados buenos o malos.

El grupo como un todo, una unidad, un sistema, con una mente común, con un sentir común, un saber, una historia, un sólo libro de cuentas.

Un campo, el campo morfogenético. Que se ha ido estructurando a través del tiempo, de las experiencias, el respeto por las diferentes fuerzas, con sus luces y sombras, tal y como es.

En él todo está registrado, acogiendo todo y a todos. Es una gran memoria, una fuente de conocimiento.

¿Cuándo es oportuno constelar?

Hay ciertas circunstancias que pueden ser alertas claras:

  • tropezar con la misma situación una y otra vez en las relaciones, sea en temas de pareja, con familia, el trabajo, el dinero
  • sentimientos y emociones que no están adecuadas a la realidad, sentirse fuera de lugar, estancados, sin posibilidades
  • accidentes que van escalando en frecuencia y gravedad
  • malestares, enfermedades, adicciones de todo tipo sean alcohol, drogas, comida, a comprar
  • conductas que implican riesgo de muerte, tendencias suicidas

¿Qué temas se pueden constelar?

Nuestra vida es y gira en torno a las relaciones, el amor en sus diferentes manifestaciones, la salud tanto física como mental, emocional y espiritual, el trabajo, el dinero. Si hay dificultades en algunos de ellos, nuestra vida se ve afectada. Nosotros somos una unidad indivisible, cada ámbito de nuestra vida, en interacción  afectándose mutua y simultáneamente. Por lo tanto toda situación puede abordarse desde las constelaciones.

Algunos de los temas a constelar son

  •  la relación con los padres, entre hermanos,
  • la relación de pareja, dinero en la pareja, malos tratos, no tener pareja, la pareja reconstituida, multicultural
  • las dificultades de los hijos pequeños, malestares o enfermedades infantiles
  • la salud tanto física como mental, síntomas, malestares
  • enfermedades crónicas, graves, raras,
  • la adopción
  • el trabajo, profesión, vocación, perder el trabajo, no tener trabajo, dificultades de concretar proyectos, tener proyectos
  • el dinero, la abundancia, dificultades para ganar dinero, para tener dinero, deudas, herencias
  • emociones, sentimientos, miedos, fobias, sueños recurrentes, temas de inmigración-emigración
  • fechas aniversario, memoria de lugares
  • la salud de las mascotas

Las constelaciones se pueden realizar en un taller de constelaciones o en sesión individual.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

No se admiten más comentarios