PREGUNTAS FRECUENTES

¿Después de constelar qué hago, qué sigue?

La persona quiere entender y ver solucionado el tema en su propia vida, igual que en la constelación. Donde vio a su representante y su tema comenzar de una manera y terminar de otra.

Ha dejado una mochila invisible, grande o pequeña, que pesaba y quitaba fuerza, ha sentido, contactado, algo ocurrió, tal vez no hay palabras, marcan un antes y un después. Todo final encierra un comienzo, tal y como ocurre en la vida misma, donde la persona recobra el mando, si lo quiere es suyo. La pregunta que surge es. ¿Cómo puedo apoyar el proceso iniciado en mi constelación?

En líneas generales, cada uno vive su propio proceso en tiempo y forma.  He visto y creo: mantener la actitud sugerida antes de constelar es decir apertura, flexibilidad, compromiso, aceptación……

Dar cabida a las imágenes, los pensamientos, las emociones, sentimientos que rondan desde la constelación. Aceptarlos, aceptar que generen confusión, no encuadran, enfado, culpa, resistencia. Dejar que se expresen y susurren al oído. Sin rechazo, sin juicio y menos de uno mismo.  Evitar la tentación de encajarlas en los patrones mentales, de cómo, por qué, buscando culpables, las criticas, los juicios, en busca de solución como quien repara algo mecánico. Si así fuera ya lo hubiera hecho y logrado.

Dejar que muevan, que muevan desde otro espacio hasta desaparecer.

Disciplinarse a estar alerta,  completamente presente en el aquí y ahora. Quitar fuerza al pasado, dando vueltas y encendiendo viejas chispas. Sin despertar temores acerca del futuro. La acción se da sólo en el presente, es donde la vida se juega, es donde la vida se vive.

Llevar a la práctica, como forma de vida, los órdenes y fuerzas del amor, la filosofía de las constelaciones.

Los efectos de las constelaciones muchas veces es instantáneo, rápido, otras veces requiere tiempo, tiempo como proceso que va desde donde estoy a donde quiero llegar. Requiere e implica a la persona, a ti, tu ayuda, a la hora es en lo que vas siendo, te vas transformando.

Vivir, disfrutar, compartir, estar en la naturaleza, dieta sana, ejercicio físico, hacer algo que apasione, reírse, aprender algo que te guste.

Meditación, terapias energéticas como reiki, cráneo-sacral.

Las constelaciones no son mágicas, se puede hacer mucha magia con ellas.

Las constelaciones son efectivas, tienen sus límites. Cuando la persona no puede dejar ir el pasado, mantiene creencias, ideas fijas, obsesiones, ha vivido situaciones traumáticas y aún no están resueltas, cuando hay adicciones o un tema físico o mental.  Se precisa otro tipo de acompañamiento acorde a su situación con un profesional idóneo en la materia. De igual manera que se recurre a la medicina tradicional siempre que surja un síntoma, un dolor, un malestar, una enfermedad.

Enriquecerse de la filosofía de las constelaciones, leyendo a Bert Hellinger, Brigitte Champetiers de Ribes y otros profesionales. Darse tiempo para que las palabras impacten, muchas de ellas parece escritas para uno, ahí donde sólo hay silencio. De otras fuentes, métodos que sin duda colaboran unas con otras hacia una misma dirección, aunque por diferentes caminos.

Asistir a talleres con cierta frecuencia para mantener contacto con la energía, participando o representando en otras constelaciones. Si representas, en un tema que bien puede ser tuyo, puedes resolver o tener nuevas comprensiones.

¿Cuánto tiempo hay que esperar para constelar de nuevo?

Sin tiempos, ello depende de cada persona y sus circunstancias, su compromiso, dedicación para dejar ir para abrirse a lo que hay, lo que es. Darse el permiso de vivir, ejercer su libertad.

¿Se puede volver a constelar un mismo tema?

Prefiero no dar respuestas terminantes, sentirlo en cada caso en particular. Creo que un tema puede tener diferentes niveles y ofrecer luz a nuevos elementos ahora disponibles y para los que la persona está lista para recibir, integrar y aplicar en este momento de su vida.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

No se admiten más comentarios