+34 630 689 113 mariajoseor@live.com

La Rueda de la Medicina

La rueda de la medicina simbolizada por un círculo, siete direcciones es en sí misma un proceso de exploración, descubrimiento, auto empoderamiento y sanación.

Un sendero iniciático hacia lo que llamo “la visión de altura” para quienes buscan la armonía y el equilibrio dentro de sí mismos como en relación con todo y todos los elementos que conforman la “red de vida”. Con quienes compartimos la base elemental, el mismo diseño fundamental. Somos parte y estamos en interacción constante, simultánea, seamos o no consciente de ello.

Afectando, siendo afectados. El cosmos, la Madre Tierra y todos sus elementos, el reino animal, vegetal y los otros seres humanos con sus diferentes culturas, razas, etc.

Todos contenidos, incluidos, sostenidos en un orden magistral.

El círculo, llamado también “circulo sagrado”, símbolo universal, un espacio dividido en cuatro secciones orientados por los cuatro puntos cardinales: este, sur, oeste y norte.  En apariencia opuestos, unidos por el círculo que los contiene.

Arriba hacia el cielo, abajo hacia la tierra y en el centro de la rueda el hombre, la dirección hacia dentro conformando las siete direcciones sagradas. A través de las cuales se reciben los dones del Gran Espíritu, las enseñanzas y aprendizajes.

La rueda de la medicina ha sido utilizada a lo largo de los tiempos por las culturas nativas tanto de las Américas como de Europa. Con diferentes usos, significados e interpretaciones un legado de conocimiento que va de lo simple, lo visible a lo esencial a una forma de interpretar al universo, sus leyes, la vida, al hombre y su lugar en el universo.
En la ceremonia de la rueda de la medicina el espacio cobra vida, accedemos a un portal multidimensional en constante movimiento donde se comunican el mundo físico y el no físico, mostrando la naturaleza del cambio y al poder en acción.

En grupo e individual, despertando a los sentidos, a la intuición, a lo invisible, a las fuerzas que afectan, mueven, presentes en todo momento. Descubriendo su lugar en la rueda, a contactar con la inteligencia de los elementos, en danza por las diferentes estaciones, en un proceso donde las fuerzas presentes cobran vida y juntas podemos crear, fluir, trascender.

Presencial y en línea, a distancia, vía Zoom, Skype, Whatsapp.