+34 630 689 113 mariajoseor@live.com

Memorias de lugares

Se preguntarán a qué me refiero cuando digo sanar la memoria del lugar.

A través de las constelaciones familiares he podido observar los efectos de las experiencias vividas, tanto dentro del edificio como en el terreno sobre el cual está construida, como elemento desencadenante de malestares, accidentes, enfermedad e incluso la muerte.

Hay habitaciones o espacios en la casa donde se vivieron experiencias traumáticas que impactaron en lo profundo. Tal es el caso de agresión sexual, abusos recurrentes, tortura, suicidio, asesinato, abortos provocados, etc.

Espacios donde vivieron personas con desafíos físicos y emocionales, con pensamientos y emociones auto destructivas, como la rabia, sed de venganza, con depresión y deseos de morir. Donde murieron o se velaron muertos emitiendo hacia el exterior toda la carga energética de dicho proceso. Impregnando el espacio y todo lo que hay, incluido las personas que se acercan y acompañan. 

De igual manera si en el terreno sobre el que está construida la propiedad, en otro tiempo, fue lugar de ejecuciones, subasta de esclavos, ahorcamientos o donde se libraron batallas, campo de trabajos, etc.

Todas las experiencias vividas dejan huella, no desaparecen, siguen influenciando. Sin importar cuántos años hayan pasado desde lo ocurrido, cuarenta o cien años o tan sólo meses atrás. Moradores de generaciones lejanas, moradores anteriores,  miembros de la familia o completos desconocidos.

Hay una memoria implícita, resonancia mórfica, campo, conciencia, que cuando las personas que viven resuenan con ellas se potencian provocando malestar, síntomas, enfermedad a la espera de ser sanada.

Cuando constelamos se transforma la energía, generando un efecto sanador con miras al pasado y al presente de quienes viven en ella. Según el caso y en otras palabras se liberan, se reconoce lo sucedido, el daño hecho, se incluye lo separado, lo excluido, hay reconciliación entre las víctimas y quienes hicieron el daño, etc.

Profesionales de la talla de Rupert Sheldrake, Anne Ancelin Schützenberger, Lynne McTaggart han hecho investigaciones y escrito libros acerca de ello.

Que junto a las comprensiones de Bert Hellinger, creador de las constelaciones familiares dan luz a la temática en cuestión.