PREPARACIÓN A LA CONSULTA DE RA

La energía está en movimiento desde el momento que piensa en la lectura de los registros como una posibilidad de ayuda para comprensión de uno mismo y lo que está ocurriendo en su vida.

Coordinada la sesión hay que poner manos a la obra para aclarar ideas, deseos, intenciones de manera que alineados se obtenga el máximo de la consulta.

Traer cinco preguntas, pueden ser menos, escritas que sean fruto de un proceso interior, de un encuentro sincero con la realidad de vida, sin juicios, simplemente con lo que hay tal y como es, claras y alineadas con el motivo que le llevan y lo que espera obtener de la consulta.

Generalmente las áreas para trabajar con las preguntas son familia, convivencia, relaciones, la pareja, la salud, las finanzas, el trabajo o vocación, sentido y misión de vida, crisis espiritual, relación con Dios.

Sugiero que le dedique tiempo y atención. Si le apetece encuentre el momento y un lugar tranquilo, dejando lo que distrae, piense y observe su vida, todo lo que hay, las diferentes circunstancias, las personas, la calidad de las relaciones, etc.

Algunas preguntas pueden ser: ¿ Qué está pasando en mi vida en estos momentos?

Relaciones y situación con tus padres, tal vez mayores que requieren apoyo, en algunos casos cuidados, hijos, hermanos, pareja

¿Salud propia o de alguien que preocupa, o demanda atención? Malestares recurrentes, ya crónicos, enfrentando un desafío grave

¿Situación económica? ¿con qué recursos cuentas?

Trabajo y vida laboral. ¿Te gusta lo que haces, te inspira, impulsa a desarrollarte como persona? relación con los compañeros, colegas, ambiente laboral.

¿Cómo te sientes en cada área de tu vida, qué efecto tienen sobre ti, cómo respondes a lo que está pasando? Impotente, estancado, inútil, sólo, sin amigos, sin pareja, sobreviviendo, cada vez menos resistente a los cambios….

Descubres algún patrón que se repite sea el tipo de pareja que atraes, o circunstancias económicas, pérdidas de trabajo, periodos de insomnio, ansiedad, depresión..

¿Cuál es tu mayor preocupación, a qué le dedicas tiempo mental, qué pensamientos se repiten y toman control?

Sientes que una etapa de la vida ha terminado, la relación se acabó, el trabajo paga tus cuentas pero no te sientes inspirado….. no sabes qué hacer o cómo dar el paso.

Toma contacto con todos tus pensamientos, emociones, sentimientos, sin juicios, ni críticas, alejando todo aquello que no sea tu verdad, honestidad, permite que las preguntas se vayan presentando. Escribe lo que vaya surgiendo y así entre cambios y ajustes, poco a poco vas llegando a cada pregunta, la sientes con certeza en todo tu cuerpo y así al corazón de la consulta.

No tomar alcohol ni drogas 24 horas antes de la consulta.

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

No se admiten más comentarios