+34 630 689 113 mariajoseor@live.com

Reiki

La palabra reiki define tanto a la energía vital, universal como a la técnica. En la que el practicante canaliza energía reiki y la transfiere a través de sus manos hacia el cuerpo de la persona y es el propio cuerpo que la toma.

Las manos se apoyan suavemente, cerca o sobre las diferentes partes del cuerpo, siguiendo un protocolo lleno de respeto y profesionalidad.

No se mueven tejidos, ni músculos, ni huesos, no se tocan las áreas genitales, no se ejerce presión.

Es un método seguro para bebes, niños, adultos, mujeres embarazadas, mayores, animales y plantas. Efectivo también a distancia.

Reiki promueve la relajación, ayuda a restaurar el equilibrio y la armonía energética del cuerpo, apoyando su natural habilidad para mantenerse saludable y sanarse así mismo. Ejerciendo influencia en el estado mental, emocional y espiritual de la persona.

Practicantes y quienes lo reciben experimentan un estado más relajado que a modo de efecto domino ayuda:

  • Cuando la persona siente estrés, ansiedad, sufre de ataques de pánico, se enfrenta a una enfermedad
  • A dormir y descansar mejor
  • A liberar bloqueos energéticos y limpiar el cuerpo de toxinas
  • con el dolor y los efectos secundarios de procedimientos o tratamientos médicos, de las medicinas, antes y después de una cirugía, luego de una cesárea, etc.
  • promoviendo la actitud mental positiva lo que permite disfrutar del día a día, abordar los desafíos con otra fortaleza y actitud, tomar decisiones con mayor confianza
  • inspirando a generar cambios sea en la alimentación, hacer ejercicio, o simplemente buscar ayuda,

Reiki no es una ciencia, no es una religión, no sustituye a la medicina tradicional, ni los tratamientos, procedimientos y medicamentos recetados por médicos, odontólogos, psiquiatras, veterinarios. No sustituye a la psicoterapia en ninguna de sus diferentes ramas.

Puede COMPLEMENTAR, APOYAR, POTENCIAR SU EFECTIVIDAD

Reiki es practicado por millones de personas alrededor del mundo. En la práctica privada, por profesionales de la rama científica incluidos médicos, enfermeras, otros profesionales de la salud que no solamente lo aprenden, lo usan sino lo recomiendan a sus pacientes.

Reiki se ofrece en hospitales, grupos de rehabilitación, de apoyo a enfermos de cáncer, hospicios, grupos de apoyo a personas con sida, centros de terapias naturales y complementarias, centros de mayores, personas con discapacidades, en cárceles, etc.

Siendo una realidad y pese a los diferentes ensayos clínicos e investigaciones tanto de particulares como instituciones privadas e universidades de prestigio mundial, no hay suficiente evidencia científica que confirme el éxito de reiki tratando tal o cual enfermedad. De igual manera no hay evidencia que reiki pueda hacer daño. 

Mientras tanto la opción es personal. No hay como vivir la experiencia para saber y sacar las propias conclusiones.