+34 630 689 113 mariajoseor@live.com

Reiki

Un método de sanación espiritual y energética creado en Japón por Mikao Usui que nos permite descubrir, sintonizar y experimentar la dimensión energética que somos y en la que estamos inmersos para crear sanación en nuestra vida.
Que se ofrece en diferentes niveles desde la iniciación a la maestría facilitando la experiencia que implica la comunión entre el conocimiento teórico, la puesta en práctica y la habilidad que se va desarrollando.

Mientras el practicante aprende de sí mismo, se descubre, integra prácticas espirituales, conquistando el estado de ser y estar para canalizar y transferir a través de las manos la energía reiki. Es decir ofrecer reiki a otra persona, animal, planta y demás. Así como darse a sí mismo.

La palabra Reiki, formada por dos vocablos rei y ki que se unen en un concepto en el que se funden el aspecto espiritual, la conciencia universal, rei y la fuerza de vida, presente en todo ser vivo, ki.

Cuando se cuida, se nutre puede ser altamente sanadora y fuente de conciencia y transformación. Y ello nos lleva de la mano al concepto de KI en Japón, cuna del reiki, que considera que es la fuerza invisible que está presente en todo lugar, conectando y uniendo todas las manifestaciones del universo.

Conocida desde hace siglos, con diferentes nombres y sentidos, por las diferentes tradiciones de sabiduría del mundo. Gracias a la física cuántica y la teoría de los campos se está estudiando y derribando las barreras ante lo que no se ve, lo que no se puede probar o explicar, pero se siente, se experimenta.

Reiki es energía vital que afecta las diferentes dimensiones del ser la energética, la mental, emocional, físico y espiritual. Promoviendo la relajación, ayudando a restablecer el equilibrio, poniendo en marcha procesos fisiológicos, químicos, energéticos que generan bien- estar, apoyando al cuerpo a sanarse así mismo, a recobrar su estado natural. 
Quienes se dan,  ofrecen y reciben reiki comentan que ayuda:

  • Cuando sienten estrés, ansiedad, ante el miedo y la incertidumbre.
  • Ante el desánimo, la impotencia.
  • A manejarse cuando sienten dolor.
  • Sobrellevar los efectos secundarios de procedimientos o tratamientos médicos.
  • Tener una actitud más positiva.
  • Para dormir y descansar mejor.

Reiki es practicado por millones de personas alrededor del mundo. En la práctica privada, por profesionales de la rama científica incluidos médicos, enfermeras, otros profesionales de la salud que no solamente lo aprenden, lo usan sino lo recomiendan a sus pacientes.

Reiki se ofrece en hospitales, grupos de rehabilitación, de apoyo a enfermos de cáncer, hospicios, grupos de apoyo a personas con sida, centros de terapias naturales y complementarias, centros de mayores, personas con discapacidades, en cárceles, etc. Una realidad pese a que no hay suficiente evidencia científica que confirme el éxito de reiki tratando tal o cual enfermedad. De igual manera no hay evidencia que reiki pueda hacer daño. 

Mientras tanto la opción es personal. Los invito a vivir la experiencia y sacar las propias conclusiones.

Reiki no es una ciencia, no es una religión. No sustituye a la medicina tradicional, ni a los medicamentos, los tratamientos y procedimientos indicados por médicos, odontólogos, psiquiatras, veterinarios. No sustituye a la psicoterapia en ninguna de sus diferentes ramas.

Puede APOYAR, COMPLEMENTAR y POTENCIAR SU EFECTIVIDAD.