+34 630 689 113 mariajoseor@live.com

Constelar en grupo

Habitualmente las constelaciones familiares se realizan en grupo durante un taller tanto de manera presencial como a distancia, en línea, vía Zoom.

Ofrezco talleres donde se realizan constelaciones una tras otra, con temas diferentes según las necesidades de cada cliente. Y talleres temáticos donde tanto el encuentro como las constelaciones giran alrededor del tema previsto. Por ejemplo: la salud.

El taller es una energía viva, un espacio que voy facilitando con gratitud, sintonía, aceptación y respeto. Dando cabida a cada uno de los participantes, hombres y mujeres, con diferentes deseos, desafíos, historias, nacionalidades, expectativas y necesidades.

En un proceso que permite la interacción con mutuo respeto, compromiso de confidencialidad. Para que juntos podamos Co- crear un espacio seguro, sanador al que llamo “el campo de los espejos”.  Donde vemos y nos vemos, donde damos y recibimos, sintonizando con las fuerzas de sanación, sanando, trascendiendo limitaciones, colaborando e inspirando unos a otros. 

¿CÓMO SE DESARROLLA LA CONSTELACIÓN EN GRUPO?

En la constelación intervienen: el cliente, los representantes y quien facilita el taller y las constelaciones. Los tres importantes ya que en conjunto, con la debida actitud interior, se accede a lo esencial para la persona y a la hora para todos los presentes.

El cliente, plantea el tema que quiere trabajar en pocas palabras, basadas en hechos. Por ejemplo: quiero mejorar la relación con mi padre….Perdí mi trabajo…..tuve covid y tras dos meses sigo con mareos……

Elije los representantes y será testigo de su propia constelación. La que vivirá internamente a través de sensaciones, emociones, imágenes, intuiciones, tomas de conciencia.

Los representantes se mueven, sienten como las personas que representan sin conocerlas o saber de ellas.  Incluso mostrando síntomas físicos como un brazo paralizado.  El movimiento surge cuando están centrados y entregados, dejando al cuerpo moverse. Sin querer entender, sin querer hacer, sin oponerse a la fuerza que los mueve.

En interacción, a través del lenguaje corporal, las miradas, con movimientos lentos, van mostrando la imagen interna de cada uno, cómo se relacionan. Si falta alguien, que una vez incluido muestra su necesidad.

Necesidad que es información relevante para el cliente como vía de solución a lo que tiene entre manos. Y que va des-cubriendo que no es exclusivo para ese tema en cuestión sino para su vida en totalidad.

Generalmente olvidados, excluidos, desaparecidos del sistema familiar, con los que hay algo pendiente. O de la propia persona, un gemelo, uno de los padres, abortos, hijos no reconocidos, parejas anteriores, etc. Quienes despiertan emociones, sentimientos, que muestran los vínculos y las dinámicas que de manera inconsciente están afectando a la persona.

Surgirán las frases sanadoras, que son simples, exactas las que el cliente pronunciará con voz neutra, sin emociones. Que junto a todos los implicados vistos, integrados y en su lugar generan un punto de inflexión que transforma la energía. Poniendo en marcha algo diferente o un movimiento interno que la persona siente lleno de fuerza, que lo impulsa hacia la vida. Con otra presencia y lista para dar los pasos.

Y por último quien facilita la constelación. En un estado de recogimiento interior, en sintonía con la vida, con Algo Más Grande, en aceptación a todo tal y como es. Estoy atenta a todos y cada uno, percibiendo, sin interferir, renunciando a saber. Abierta, en la espera, dejándome guiar de paso en paso. Sin interferir, interviniendo para centrar o incluir más representantes, indicar las frases que esclarecen, liberan, sanan.

Cada constelación es única e irrepetible, de alcance inesperado cuando nos entregamos a las fuerzas de sanación. Al constelar en grupo te enriqueces y beneficias tanto del propio trabajo como de las otras constelaciones. Observando o representando, vives internamente desde otro espacio algo que puede ser tuyo, que puede ser fuente de nuevas comprensiones, tomas de conciencia, sanación ya que entras en resonancia con la fuerza sanadora del grupo.
También puedes constelar en sesión individual.